Primera al mallo firé por la cara sur - Vía Francisco Ramón

Lo que aconteció años atras, leyendas, anécdotas, noticias, curiosidades, encadenamientos, porrazos, bulos, etc.

Moderador: Guadaña

Primera al mallo firé por la cara sur - Vía Francisco Ramón

Notapor viaclasica » Mié Dic 12, 2018 9:47 am

Primera al mallo firé por la cara sur - Vía Francisco Ramón
Montañeros de Aragón - Marzo-Abril 1959 - n.º53

Tras varios proyectos frustrados en el Pirineo por el mal tiempo, acudimos como en otras Semanas Santas, a Riglos con ganas de estirar un poco las piernas y perder alguna grasas de la que hemos ido acumulando en la ociosidad del invierno. Mi compañero es Rabadá y el objetivo la cara Sur del Firé, una majestuosa pared inescalada hasta ahora, pero que desde hacía tiempo formaba parte de nuestro programa de esta región.

Abandonamos con añoranza las amplias camas de la “sala de los reyes”, y a la incierta luz de un amanecer nublado y poco esperanzador subimos hasta la base de la pared. Empezamos la escalada por el mismo lugar de tanteo que realicé con Bescós y Virigili en febrero, aunque después del primer largo dejamos la otra vía a la izquierda para atacar una línea de extraplomos en su punto más débil.

La pared en su casi totalidad es de la peor especie de conglomerado; bastante descompuesto y mala de pitonar, nos obliga a avanzar empleando una de esas extrañas semidobles cuerdas riglenses donde ni acabas de emplear las pitonisas para superar, ni te fías de las redondeadas presas.

Superada la peor parte de los extraplomos por mi compañero en un arriesgado largo de cuerda, lo dejo asegurándome desde las dos únicas presas decentes que debe haber en todo el tramo de la pared, y sigo hacia una cueva que parece fácil de alcanzar. No obstante la aparente facilidad, varios horas después estoy intentado llegar a ella haciendo un paso horizontal desde su derecha a la luz de la linterna. Intento varias veces y, al fin, desciendo varios metros. Me tengo que resignar a esperar al amanecer apoyado en dos diminutas presas. A Edil, medio a caballo, medio abrazado a la mochila que cuelga de un pitón, tampoco le espera un vivac nada confortable, pero las extrañas posturas no nos impiden dormir a ninguno de los dos y que nos despertemos ya empezando el día.

A la luz del nuevo día, y aprovechando un pitón bastante alto alcanzo lateralmente un nicho al pide de la cueva, donde nos reunimos y repostamos abundantemente, ya que la jornada anterior la hemos pasado en ayuno forzoso.

A media mañana seguimos por un trozo extraplomado, pero más pitonable, hasta llegar a un balcón muy amplio a la derecha de la enorme chimenea que surca la parte superior de la pared, y alcanzamos, en un largo y difícil paso horizontal, una buena reunión en su base.

Aunque el palizón que nos estamos dando y el vivac no pesan demasiado el ánimo, nos ha dejado el estómago y los huesos flojos; así que nos damos otro atracón a comer con la ilusión, además, de que luego pesará menos la mochila, mientras contemplamos a nuestros compañeros descendiendo del mallo Pisón al que han subido esta mañana.

Seguimos la chimenea salvando al principio varios techos de alguna dificultad; luego, a la escasa luz de la tarde, disminuida por la profundidad de la grieta, superamos varios largos de cuerda hasta la parte superior, donde estrechamientos bruscos y piedras acuñadas, nos obligan varias veces a salirnos al exterior. Es completamente oscuro cuando oigo a mi compañero anunciarme jubiloso que está en el collado de la Mallafré; subo a reunirme con él por una fisura estrecha y trabajosa por la que avanzo en la oscuridad, alternando los jadeos con mi mejor surtido de tacos, son acerca las diez de la noche cuando nos juntamos arriba.

Permanecemos bastante rato tumbados confortablemente acabando con todas las provisiones jugosas que poseemos; estas se reducen a un bote de melocotón y una naranja, así que terminamos pronto.

Decidimos dedicar la escalada a nuestro buen amigo Francisco Ramón, y que la vía lleve su nombre, en homenaje nuestro, a uno de los fundadores del antiguo G.E.M.A y miembro honorario del actual G.A.M.

Zaragoza, Mayo de 1959.
Rafael Montaner.

No dudéis en seguir este buenísimo blog:
http://a0avista.blogspot.com/2008/02/ga ... toria.html



Avatar de Usuario
viaclasica
Site Admin
 
Mensajes: 4480
Registrado: Lun Oct 23, 2006 7:36 pm

Volver a Historias de la escalada

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron

x